Jornada 40

El Cartagena arranco la jornada 40 con una victoria gracias a un gol de penalti en la recta final marcado por De Blasis en un Cartagonova con público y tras un partido de alternativas, dar un paso de gigante en pos de la salvación y confirmar el ascenso matemático del Mallorca a Primera división, completando así las dos plazas directas tras el ascenso del Espanyol hace 10 días.

Dimata pasará a la historia del Espanyol. El delantero perico marcó a los 10 segundos de partido, por lo que su gol se convierte en el más rápido en los 120 años de historia del club catalán. Dimata aprovechó una estrategia, en el saque inicial del partido, para sorprender a todos y marcar.

El Albacete ofreció un perfecto resumen de lo que ha sido su nefasta temporada. Falló en el gol encajado y marró un penalti en los últimos minutos. El Lugo, por su parte, sale momentáneamente del descenso y continúa soñando con la permanencia. Además, vence al Alba en el golaverage particular. El encuentro estuvo bonito y pleno de emoción, especialmente en la segunda mitad, aunque tuvo más tensión que juego.

Un gol de Andy a falta de un cuarto de hora le vale al Logroñés para doblegar al Fuenlabrada en Las Gaunas, reencontrarse con la victoria seis jornadas después y abandonar así una zona de descenso en la que llevaba dos jornadas, mientras que los madrileños encadenan su tercera derrota consecutiva. Los riojanos hicieron una buena segunda mitad, cuando los cambios realizados por Sergio Rodríguez dieron más profundidad al equipo que acabó firmando una victoria que le acerca a la permanencia.

Victoria importantísima del Alcorcón en su lucha por quedarse otro año en Segunda División. Los alfareros, tirando de oficio, dejaron los tres puntos en Santo Domingo al vencer por 2-0 al Sabadell, rival directo por la permanencia.

El Mallorca celebró su ascenso con una victoria en Tenerife que le permite seguir soñando con alcanzar todavía al Espanyol en la pelea por el liderato de Segunda. Los baleares, amparados en la fortaleza de su medular y en una presión muy alta, superaron a los locales en fútbol e incluso también en intensidad.

Jornada 40

El Leganés conquistó la tercera posición, arrebatándosela al Almería aunque empatado a puntos con los indálicos, a los que supera por el ‘golaverage’ particular, tras firmar las tablas en Anduva con el Mirandés -un triunfo en las últimas siete jornadas- tras un encuentro con pocas ocasiones de gol y que comprime la pelea por las plazas de ‘playoffs’ a la espera de lo que hagan Rayo Vallecano y Sporting. La falta de mordiente y acierto en los últimos metros marcó un duelo en el que se acabaron imponiendo las defensas.

Un gol de Djurdjevic mediada la segunda parte le sirve al Sporting para doblegar a Las Palmas y afianzar la sexta plaza con su segundo triunfo consecutivo en El Molinón ‘Quini’ ante un conjunto amarillo que tuvo sus opciones en el primer tiempo pero que encadena su quinta salida sin ganar. Djuka, que llevaba seis jornadas sin marcar, además alcanza a Raúl de Tomás al frente del Trofeo Pichichi de la categoría con 22 tantos.

Si hubiera que apostar qué equipo ascenderá tras los playoffs, no habrá dudas que la mayoría pensará en el Girona. Son ya seis las victorias consecutivas de los catalanes, que a veces arrollando y otras tirando de practicidad, como en La Rosaleda, sigue sumando puntos para colocarse tercero en la tabla. También es cierto que Mejías, con su expulsión, contribuyó a ello. Porque el Málaga mereció más, al menos el empate, tras jugar 75 minutos con uno menos. Pero el tanto de Bueno a la salida de un córner fue suficiente para llevarse la victoria.

El Sporting y el Girona atacaron en uno de los últimos puertos de la carrera por los playoffs, y el Rayo aguantó el embiste a rueda sin despegarse ni un centímetro. El empate de Blanco Leschuk tras el tanto inicial de Comesaña fue el peor momento de los franjirrojos en un partido donde apenas sufrieron. Quedan dos jornadas y todo está en un pañuelo. Las otras tres dianas locales corrieron a cargo de Qasmi, Isi Palazón y Lucas Ahijado en propia puerta.

El Real Zaragoza jugará la próxima temporada en Segunda división. Una frase que a comienzos de temporada ningún zaragocista hubiera querido escuchar, hoy ha supuesto mucho alivio. Los maños han goleado al Castellón por 3-0, gracias a los canteranos Francho y Azón y al penalti de Tejero y certifican su permanencia de forma matemática. En cambio, los de Garrido encadenan su tercera derrota seguida y caen a zona de descenso, quedándose a tres puntos de la salvación a falta de dos jornadas.

Publicado en Uncategorized.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *